Entretenimiento

Cada vez menos niñas se llaman ‘Alexa’ en Estados Unidos… y Amazon tiene la culpa

bebe
Escrito por Marcos Merino

Todo indica que la creciente popularidad del asistente virtual de Amazon ha disuadido a los padres estadounidenses de seleccionar ‘Alexa’ como nombre para sus hijas: en estos dos años su uso ha descendido en un 33%.

Según David Limp, vicepresidente senior de Amazon, si bien su asistente virtual ‘Alexa’ se inspiró en la mitología del universo Star Trek, su nombre pretende evocar la legendaria Biblioteca de Alejandría (Alexandria, en inglés). Limp reveló hace un año que durante el brainstorming que desembocó en su diseño y lanzamiento al mercado, buscaban que el nombre “construyese una personalidad relevante para su asistente de IA”, y celebraba que fuera uno de los nombres “más humanos” de la actual generación de asistentes digitales.

En ese momento (año 2015), el nombre ‘Alexa’ ocupaba el puesto número 32 en la lista de los 1.000 nombres de persona más populares en Estados Unidos (según los nuevos datos de la Administración de Seguridad Social elaborados por el profesor de sociología de la Universidad de Maryland, Philip Cohen), con 6.029 recién nacidos compartiendo un nombre con el asistente de Amazon.

Las sorprendentes historias detrás de los nombres de Siri, Alexa o Cortana

Sin embargo, la creciente popularidad de Amazon Echo ha causado un efecto inverso en la posición de Alexa en dicha lista: el año pasado, sólo dos años después del lanzamiento del dispositivo, ‘Alexa’ se ubicaba en el puesto 65: su popularidad había disminuido en un 33%, y el número de niñas bautizadas con dicho nombre había bajado hasta las 3.883. ¿Qué puede haber ocurrido? ¿Acaso la gente teme que su asistente responda cuando llaman a su hijo? Quizá estén cansados ​​de escucharlo a todas horas… o, sencillamente, ‘Alexa’ tiene ahora unas connotaciones de máquina que lo convierten en un mal nombre para una niña pequeña.

Por su parte Siri, el asistente virtual que Apple lanzó para sus móviles iPhone en 2011, nunca ha sido un nombre muy popular: su máxima cota de popularidad había llegado dos años antes, en 2009, cuando hasta 120 bebés de sexo femenino en los Estados Unidos fueron bautizadas como ‘Siri’ (aproximadamente 6 por cada 100.000 niñas). El año pasado, sin embargo, tan sólo 20 niñas estadounidenses se llamaron ‘Siri’ (aproximadamente 1 por cada 100.000).

Vía | Recode

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.