Entretenimiento

Adiós bacterias: así es como deberías colocar tus platos en el lavavajillas

lavavajillas-limpieza

El lavaplatos es un salvavidas, pero ¿lo estás usando bien? Por ejemplo, ¿sabías que no deberías separar los tenedores y cuchillos en distintos compartimentos? Te explicamos cómo colocar los platos y cubiertos en el lavavajillas para deshacerte de todas las bacterias.

¿Sabías que el lugar más sucio de una casa no es el baño, sino la cocina? En el lugar donde cocinamos se encuentran los objetos cotidianos con más bacterias y, teniendo en cuenta que también producimos todo lo que comemos ahí dentro, hay que extremar el cuidado con la limpieza.

Afortunadamente hay electrodomésticos que nos ayudan a desempeñar esa labor. Todo aquel que tenga lavavajillas sabe que es un salvavidas: nada de platos acumulados en la pila, ni discusiones en el hogar por quien se encarga de fregar después de cenar. No obstante, no todo el mundo sabe usar el lavavajillas correctamente.

Si no colocamos bien los platos, vasos y cubiertos en el lavavajillas no se limpian adecuadamente, acumulando bacterias en la cocina y en los utensilios que usamos para comer.

5 errores de seguridad alimentaria que estás cometiendo en la cocina

Así es como deberías colocar tu lavaplatos para eliminar toda la suciedad y restos de comida:

  • Cuencos: Los cuencos siempre debes colocarlos en la bandeja de arriba, pero no todos en la misma dirección. Los que estén detrás deben estar colocados mirando hacía atrás, y los que están colocados en la primera mitad deben mirar hacia delante. Así penetra mejor el agua.
  • Tuppers: Siempre en la parte de arriba ya que el calor de la bandeja inferior puede dañarlos.
  • Cubiertos: Cucharas y tenedores hacia arriba, cuchillos hacia abajo – evita cortarte. Y nada de separar los cubiertos en distintos compartimentos, mézclalos. Si pones todas las cucharas, por ejemplo, en el mismo compartimiento pueden apilarse y no limpiarse bien.
  • Espátulas y similares: Colócalos horizontalmente para que no se caigan por la rejilla y bloqueen la salida del agua.
  • Tablas de cortar: Siempre en los lados; si los colocas en el medio no saldrá bien el agua y el resto de platos no se limpiarán bien.

Evita meter cualquier utensilio de madera, bronce o latón en el lavavajillas ya que pueden dañarse. Otro truco para asegurarte de que tu vajilla salga impecable es encender el grifo de agua caliente antes de empezar el lavaplatos, así cuando empiece estará a mayor temperatura.

Vía | Consumer Reports

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.