Entretenimiento

21 trucos para viajar barato: cómo dar la vuelta al mundo gastando poco

22 trucos para viajar barato: cómo dar la vuelta al mundo gastando poco

Si eres una persona trotamundos pero el dinero no te llueve del cielo, te contamos algunos de los mejores trucos para viajar barato o recorrer el mundo con poco dinero en el bolsillo. ¡Presta mucha atención!

No es preciso ser un premio Nobel para saber que pagando el primer vuelo que encuentras u hospedándote en hoteles de cinco estrellas tus ahorros se irán por el desagüe con una facilidad espasmosa. Para viajar barato debes reunir tres ingredientes: versatilidad en lo tocante a tiempo y lugares, paciencia para detectar las mejores ofertas e información. En este post encontrarás numerosos trucos que te permitirán recorrer el mundo con mucho menos dinero del que te imaginas.

Las mejores páginas web para viajar gratis por el mundo sin gastar dinero

Cuantos más consejos de ahorro para viajes pongas en práctica, tendrás un margen más amplio para no gastar mucho dinero y disfrutar de unas vacaciones baratas. En la actualidad, gracias a Internet, las aerolíneas lowcost o las alternativas como el coachsurfing o el auge de las plataformas de intercambio de hogares o la economía colaborativa es posible viajar de un modo mucho más económico y sin necesidad de vender un riñón.

En definitiva, ¡vamos a lo importante! A continuación encontrarás hasta 21 trucos para viajar barato. 

21 consejos para ahorrar viajando

  • Usa técnicas de ahorro durante todo el año: De nada vale decidirse a ahorrar a dos semanas escasas de las vacaciones, sino hacerlo como una hormiguita durante el resto del año. En TICbeat hemos desplegado numerosos recursos: el reto de las 52 semanas, el Kakebo, las listas de no comprar y un largo etcétera. En este post podrás encontrar 5 métodos virales, y muy efectivos, para ahorrar una considerable suma de dinero.
  • Consulta previamente todos los descuentos posibles: Debido a tu edad, circunstancias o lugar de residencia puedes acceder a diferentes descuentos tanto en agencias como en transportes como RENFE u oportunidades como el Interrail. Es habitual que haya descuentos para jóvenes -el Bono o Carnet Joven-, personas con discapacidad, pertenecientes a una familia numerosa, en paro, universitarios o jubilados. 
  • Diseña un presupuesto: No seas perezoso y haz una hojita de Excel, ya sea para ir de camping ese fin de semana o para irte un mes de mochilero a Perú. Establece un mínimo y un máximo, expectativas de gasto, ahorro que precisarás reunir y el coste de los productos básicos y de las experiencias que tienes pensado vivir en ese viaje.
  • La clave son los vuelos baratos: Programa alertas, utiliza buscadores como Skyscanner, dedica tiempo a realizar un seguimiento de tus destinos favoritos, contrasta escalas y prueba todas las posibles combinaciones. Ahorrarás mucho más de lo que piensas encontrando vuelos baratos con Kayak, Google Flights, Skyscanner, eDreams. Atrápalo, vuelosbaratos.com, Rumbo, Momondo o Fare Compare, siendo esta última fantástica para hallar los viajes en avión más baratos del mercado. No olvides seguir los trucos de Google.
  • Suscríbete a boletines y grupos con ofertas de viaje: Métete en grupos de Facebook en los que se propaguen ofertas de vuelos baratos, suscríbete a newsletters informativas y ten a mano aplicaciones en el móvil específicas en detectar ofertas transitorias con las que se te caerá la baba. Una muy recomendable es Viajeros Piratas.
  • Busca el mes, semana y día más barato: Si estamos hablando de viajar barato a lugares lejanos y utilizar el avión u hospedarte en hoteles, la época del año es muy importante. Huye de la temporada alta y de fechas como Navidades o Semana Santa pero sobre todo, busca en qué momento es más barato viajar a cada país. Por ejemplo, en Hong Kong los hoteles son más baratos en febrero y en Buenos Aires, en marzo. Los expertos señalan que el martes es el mejor día de la semana para reservar vuelos pero el miércoles el mejor día para volar.
  • ¡Que el destino no importe!: No es una frase motivacional, sino que hablamos de las ventajas de comprar vuelos baratos si no te importa el destino. Buscadores como Skyscanner te permiten indicar el mes más económico y poner como destino de tu viaje “A cualquier lugar”. Déjate sorprender por ofertas de última hora y vuelos inusualmente baratos, especialmente si buscas con tiempo y a largo plazo, sin fechas indicadas.
  • Intercambia tu casa: Una alternativa para viajar barato y hospedarte gratis es utilizar buscadores como Tripfinder, del que te hablamos con detalle en este artículo. Diseñado por la plataforma My Twin Place, esta herramienta se sirve de las bondades de la economía colaborativa para que puedas intercambiar tu domicilio con personas de cualquier parte del mundo.
  • Instala el bot Correyvuela en tu app de mensajería favorita: Con esste utilísimo chatbot diseñado por una startup barcelonesa -del que te hablamos en profundidad aquí– puedes comprar billetes de avión directamente desde WhatsApp, Facebook Messenger o Telegram. Solamente tendrás que conversar con el bot, detallar las fechas en las que que quieres viajar y él buscará por ti el precio más económico para tus vacaciones.

  • Sondea el nivel de vida del país de destino: Un error común es fijarse únicamente en el precio de los vuelos o el coste de la reserva de hotel. Si el viaje es largo, el grueso del gasto será el nivel de vida del día a día allí, por lo que es importante que busques lugares donde las visitas, el transporte, la alimentación o los productos básicos sean económicos. Gastarás mucho menos en Tailandia, Rumanía, Bolivia o Perú que en Japón, Estados Unidos, Alemania o Italia. 
  • Paciencia con las escalas: Muchas personas sacrifican el dinero en pos de la comodidad y compran siempre el itinerario de ida y vuelta juntos. Sin embargo, puedes ahorrar un buen pellizco de dinero reservando los vuelos por separado, explorando los aeropuertos cercanos. Es importante consultar si es más económico tener tarjeta de crédito propia para ahorrar comisiones, tal y como brindan compañías como Ryanair.
  • Viaja ligero: Lleva lo imprescindible y aprende a hacer la maleta como Dios manda ahorrando espacio y sin pasarte de peso con estos trucos. Es importante, para no pagar por facturar -salvo viajes muy largos o que sea estrictamente necesario-, tener muy claro las medidas máximas que cada aerolínea pauta para el equipaje de manoViajando ligero ahorrarás bastante dinero, puesto que es uno de los reclamos más atractivos de las aerolíneas low cost.
  • Recorta gastos superfluos: Adiós a traer la maleta repleta de souvenirs, contratar visitas guiadas carísimas cuando existen alternativas más económicas, meterte a comer en la calle más céntrica y abarrotada o abonar todos los lujos y extras del hotel. Recorta en lo más básico, adapta una furgoneta para dormir en ella, duerme de camping, come de bocata, vete de mochilero, alójate en albergues o pensiones, camina o usa alternativas como el transporte público o la bicicleta y céntrate en disfrutar la experiencia, acumular valiosos recuerdos y emociones y no en consumir de forma compulsiva ni en comprar cosas que no necesitas. Si quieres optar por alternativas baratas, puedes hacer el Camino de Santiago u optar por viajes eminentemente rurales en vez de grandes capitales con servicios más costososo.
  • Sé viajero, no turista: Empápate de la cultura autóctona, apuesta por el comercio local y de proximidad, rastrea blogs para encontrar bares y restaurantes con encanto, guías propios del lugar, lugares secretos y gratuitos de las ciudades. Pasea, visita mercados locales, emplea Internet para buscar información de valor, acude a la oficina de Turismo y presta atención para no sufrir estafas.
  • Busca descuentos online y offline: El abanico es inmenso. Sin ir más lejos, algunas compañías como vueling brindan descuentos de cinco euros por trayecto para estudiantes y personas con Carnet Joven, mientras que otras compañías como Booking tienen un sistema de puntos que te permite ahorrar recomendando la página a través de enlaces. Para alojarte también puedes encontrar cupones y descuentos para plataformas como Airbnb. Realmente para casi cualquier cosa que quieras comprar, sea producto o servicio, Internet te ofrece porcentajes de descuento, códigos y cupones, siendo páginas de referencia Cuponation, Cupon.es o RetailMeNot. 
  • Practica Woofing: Este gerundio alude a la oportunidad de trabajar en granjas orgánicas a cambio de viajar gratis por todo el planeta, ya que existe una gran red internacional de explotaciones ganaderas y agrícolas de carácter ecológico. Por Internet puedes presentarte como voluntario y vivir gratis mientras realizas labores de trabajo rural entre 4 y 6 horas diarias. En cada país, WWOOF tiene su web propia e independiente. Hay 88 países donde puedes ser voluntario y unas 6.000 granjas alrededor del mundo. Aquellos en los que tienes más oportunidades son Nueva Zelanda, Nepal, Irlanda, Costa Rica y Portugal.
  • ¿En tu sofá o en el mío? Aboga por el coachsurfing: Esta alternativa nació para que miles de personas pudiesen viajar por el mundo durmiendo en el sofá o cama de otra persona y ofreciendo a su vez el tuyo. Aunque desde 2012 la idea original de la web se pervirtió derivando hacia un cariz más económico, puedes optar por otras opciones de viaje colaborativo como Trustroots o Bewelcome. No pierdas ocasión de echar un vistazo al blog de Daniel Tirado, Viajando sin papel higiénico.
  • Enrólate en un barco gracias al crewing: Esta tendencia te permite enrolarte en un barco para viajar gratis a otros lugares a cambio de ofrecer tu trabajo. Si no te mareas, te gusta el océano y quieres desplegar tus habilidades marítimas, solamente debes enviar tu CV y tu iniciativa por email a webs como Find a crew,  Creewseekers o Atomvoyages. Si deseas viajar a bordo de un gran transatlántico te aconsejamos Jf Recruiting.
  • Haz de anfitrión a cambio de veladas gratis: La tendencia del nightswapping facilita que hagas de anfitrión acumulando veladas gratis en otros sitios del mundo en los que haya una persona registrada en la plataforma. Utiliza la web oficial de Nightswapping o alternativas como Trampolinn, basada en el intercambio de casas entre particulares y cuyo funcionamiento se ampara en un sistema de puntos.
  • Cuida casas ajenas con el housesitting: Otra opción para viajar de forma económica es esta tendencia, que te permite hospedarte en los domicilios de otras personas a cambio de su cuidado. Las más famosas son TrustedHousesitters, que incluye casas con mascotas, Housecare -que tiene una inscripción anual de 50 euros- o Mindmyhouse.
  • Conviértete en un worldpacker: A través de esta página web puedes recorrer el mundo y aprovechar además el intercambio cultural, las experiencias colaborativas y un montón de recuerdos. La red social funciona de modo que puedes hospedarte gratis a cambio de trabajo en hostels, hoteles y pensiones, realizando tareas típicas como atender en recepción, limpiar, dar clases de idiomas, cocinar o incluso, organizar fiestas.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.